martes, 19 de septiembre de 2017

DIY centro de mesa reciclado

El verano ya ha pasado y me da mucho gusto estar de nuevo con todos vosotros compartiendo mis trabajos e intercambiando experiencias e ideas. Aunque he de confesaros que lo que se dice coser este verano no he cosido nada en absoluto ya que a finales del mes de junio comencé a "redecorar" la casa, que buena falta le hacía; así que entre ordenar, limpiar, lavar, recolocar ... no he tenido mucho tiempo libre ni para el blog ni para la costura. Afortunadamente ya he terminado y no sabéis qué paz espiritual me produce verlo todo en su sitio, colocado, limpio y ordenadito.


Entre muchas de las cosas que he hecho en la casa este verano, la que quizás me haya gustado más es la de reciclar este centro de mesa que hoy os presento y del que estoy muy orgullosa. Se trata de un plato de bambú que compré hace muchos años en Ikea. Durante mucho tiempo ha estado decorando la mesa de mi cocina pero últimamente andaba el pobre un tanto "maltrecho" así que lo retiré de la "circulación" y lo guardé en un cajón.


Cuando este verano compramos una mesa de centro para el salón, no tenía nada con que decorarla así que me acordé de mi viejo plato y tuve la idea de pintarlo, con una pintura fantástica y que he descubierto hace poco, la "chalk paint" o pintura a la tiza. No podéis ni imaginar lo contenta que estoy con ella. No tienes que lijar, ni que poner una prebase, cubre a la primera, no gotea, se seca rapidísimo y deja un acabado empolvado maravilloso.


Me gustó tanto el resultado de la pintura y de cómo resultó el centro que hice unas cuantas fotos para hacer un DIY. Es muy sencillito. Espero que os guste y os sirva de inspiración en vuestros trabajos.


Lo primero que hice fue limpiar bien el plato para retirar todos los restos de grasa que pudiera tener. Usé alcohol de quemar que ya sabéis tiene un gran poder desengrasante.



A continuación con una brocha apliqué la pintura a la tiza sobre el plato, directamente y sin mayor complicación. En las fotos podéis ver lo bien que queda esta pintura con una sola mano.


Esperé el tiempo de secado, que como ya os he dicho fue poquísimo y finalicé aplicando una capa de cera que compré en la ferretería. Como veis en un periquete ya tenía listo mi centro. A continuación coloqué unas cuantas conchas y una estrellita de mar que hace tiempo me trajo de un viaje de estudios mi hija, ya sabéis lo mucho que me gustan. Y de este modo tan sencillo y económico ya tenía un nuevo centro de mesa, con ese aire marinero que me encanta.

Espero que el trabajo y el DIY os haya gustado. Hasta pronto y nos vemos en el próximo post.


martes, 12 de septiembre de 2017

Mi segundo premio: mil gracias

Éste es el segundo premio que recibo, por lo cual estoy muy contenta y agradecida, en esta ocasión el premio ha venido de Eva del blog Laboreslocas, quien ha pensado en mí a la hora de nominarme para el premio LIEBSTER AWARD.



Eva tuvo la amabilidad de nominarme para este premio en el mes de Enero, pero no ha sido hasta ahora que he tenido el tiempo y la oportunidad de contestar a todas sus preguntas. Ruego me disculpe mi tardanza.

Este premio está pensado para dar a conocer a otros blogs más pequeños, os dejo un enlace con las reglas del premio para que las consultéis, y comienzo ya a contestar las preguntas que Eva me ha preparado.


1. ¿Qué es lo que más te gusta de tu blog?

Supongo que los tutoriales, aunque me dan mucho trabajo disfruto enseñando; creo que llevo en mi interior una profesora frustrada.

2. ¿Cómo lo promocionas?

Promocionar, promocionar no promociono mucho, más por falta de tiempo que de ganas. Es mi asignatura pendiente.

3. ¿Qué opina tu familia de que seas bloguera?

A mis hijos les hace ilusión sobre todo al pequeño que siempre que viene al caso anda hablando del blog de su madre en el colegio. En cuanto a mi marido siempre anda echándome una mano en los temas informáticos que no son mi fuerte.

4. ¿Qué entradas recomendarías?

Supongo que la entrada que lleva por título "El club de los viernes" no sólo porque la escribí de un tirón, sino porque con ella comencé a tener seguidores, gracias al inestimable empujón que Mª Carmen Trigueros me dio desde su blog "Coso que te coso", y por el que le estaré eternamente agradecida. También tiene un significado muy especial para mí la entrada titulada "El baúl de la abuela", la escribí en recuerdo de mi abuela Rosa al poco tiempo de su muerte, fue muy complicado hacerlo porque estaba muy triste y no me sentía con ganas de nada. Sin embargo, al final quedó muy bien y a mi amiga Olga le gustó tanto el post que me hizo una pequeña traducción al ruso.

5. ¿Qué cambiarías de tu Blog?

Un millón de cosas, como por ejemplo el Banner que está pidiendo a gritos un cambio. También las categorías, que están hechas un desastre y así puedo seguir enumerando. Sin embargo, no hallo el momento para poder hacerlo. También me gustaría mucho poder añadir al final de cada post esas ventanitas que dicen "También puede interesarte" y que te sirven para enlazar con otras entradas. A mí me gusta mucho visitarlas en otros blogs y quisiera  que en el mío también pudiera pudiera hacerse, pero volvemos a la falta de tiempo y de aptitudes informáticas.

6. ¿Has colaborado con otro Blog?

Sí, con el blog de Sole "The Gil's House" en un precioso proyecto de Homenaje para el que dibujé una "Casita Zapato" que quedó muy original y que Sole interpretó a las mil maravillas. Os dejo el enlace por si os interesa echar un ojo.

7. ¿Cómo es tu día blogueril?

Muy ajetreado trabajo-casa-niños y si consigo alguna hora libre la dedico a lo que más me gusta que es coser o escribir en el blog. Este año además me he apuntado a clases de pilates y de patchwork, con lo cual el horario lo tengo al borde del colapso nervioso. Menos mal que los fines de semana estoy más tranquila y puedo dedicar algo más de tiempo al blog.

8. ¿Qué te gusta hacer en tu tiempo libre?

Muchas cosas, tengo más aficiones que tiempo disponible. Me gusta mucho leer, soy una lectora empedernida, también me gusta el cine, viajar, cocinar, coser, escribir...

9. ¿Cuánto tiempo tardas en hacer un post?

Depende de lo inspirada que ande, hay veces que me salen solos y en una hora los he escrito y otras veces puedo eternizarme. A este tiempo hay que añadirle lo que tardo en seleccionar y editar las fotos que también es bastante sobre todo si el ordenador no colabora, como me pasa últimamente.

10. Tu libro y película favorita.

Sin lugar a dudas mi libro favorito es "Orgullo y prejuicio" de Jane Austen y mi película favorita, supongo que "Armas de mujer" la he visto un millón de veces, aunque podría citar otras muchas, porque soy muy aficionada al cine.

11. ¿Qué esperas conseguir con tu Blog?

Continuar publicando, que no es poco, ir mejorando, aprender cosas nuevas y sobre todo disfrutar de la posibilidad de conocer a otras personas que como a mí, les gusten la costura, el patchwork y las manualidades.

Ahora viene el momento de las nominaciones, lo cual me resulta un tanto agridulce porque lógicamente no puedo nombrar a todos los blogs que me gustan. Sin embargo, ahí van las nominaciones. Espero que a los blogs nominados les haga tanta ilusión como a mí:

Mis  preguntas para ellos son:

1. ¿Qué te llevó a tener la idea de crear un blog?
2. ¿Cómo lo promocionas?
3. ¿Cuál es tu entrada favorita?
4. ¿Cómo lleva tu entorno cercano el convivir con un blogger?
5. ¿Cómo ves tu blog dentro de tres años?
6. ¿Cuál es tu mayor afición?
7. ¿Cuál es tu película o serie favorita?
8. ¿Cómo te organizas para llevar adelante el blog?
9. ¿Cuál es la mayor satisfacción que te ha proporcionado el blog?
10. ¿Cuáles son tus fuentes de inspiración?
11. ¿Has colaborado con otros blogs?

De nuevo un millón de gracias a Eva de blog Laboreslocas, no dudéis en pasaros y hacerle una visita, os dejo el enlace. Hasta pronto y nos vemos en el próximo post.

miércoles, 9 de agosto de 2017

Mi primera vidriera

Hace mucho tiempo que tenía el gusanillo de hacer una vidriera. Sentía verdadera curiosidad por aprender esta técnica de patchwork y el verano pasado, gracias a mi amiga Marisa, por fin tuve mi oportunidad.



Luego como sabéis me puse enferma y la vidriera quedó olvidada en un rincón de mi armario de costura, pero por fin y gracias a esa "lista mental" de trabajos inacabados, que me he propuesto ir terminando para este año, he conseguido dar por concluido otro de mis UFOS.



No sé que os parecerá a vosotros esta muñeca pero yo estoy encantada con ella tanto que la he colgado en un lugar destacado de la casa. No pensaba que fuera a quedar también, he de reconocer sinceramente. También me gusta mucho, como ha quedado la enmarcación, el sencillo marco negro que he escogido destaca la imagen de la muñeca sin restarle protagonismo.



En cuanto al diseño de la vidriera me parece muy original, en cuanto la vi en la tienda de mi amiga Marisa quedé encantada con ella y sentí que tenía que hacerla si o si.



Como podéis ver en las fotos todos los bordes están rematados con el típico bies negro que se utiliza en esta técnica, excepto la boca. No me gustaba demasiado como quedaba con el bies y decidí tomarme "una licencia poética" así que apliqué la boca y creo que ha quedado muy bien.



En cuanto a la técnica en sí resultó ser menos complicada de lo que en un principio me esperaba. Recortar y pegar los distintos trozos de tela combinando los colores fue muy divertido. También me gustó la parte en la que tuve que ir pegando el bies aunque he de reconocer que se me hizo muy tedioso el tener que aplicarlo después.



A pesar de todo me ha gustado esta técnica y espero volver a repetir, de hecho, le tengo echado el ojo a una preciosa rosa, perfecta para aplicar en un bolso vaquero. Como veis no tengo arreglo, es imposible que mi lista de pendientes deje de crecer y crecer.

Me despido ya de todos vosotros. Gracias por vuestra presencia y por vuestros comentarios. Hasta pronto y nos vemos en el próximo post.

viernes, 28 de julio de 2017

Bolso japonés reversible


Hace algunas semanas os mostré la bolsa de labores que hice como regalo de  amigo invisible. Me gustó tanto el efecto de las dos telas que decidí hacerme un "auto regalo" aprovechando que me había sobrado un buen trozo de tela.


¿Pero qué hacer? entonces recordé un tutorial que había visto hace tiempo en internet y que formaba parte de mi lista interminable de proyectos, así que decidí poner manos a la obra y hacerme un bolso un tanto especial.



Como podéis ver en las fotos las asas del bolso no son simétricas, una es más larga que la otra; de modo que al hacer pasar el asa más larga a través de la más corta el bolso queda cerrado sobre sí mismo, sin necesidad de poner ningún tipo de broche o cierre. Esta posibilidad me me gustó mucho.


Por otra parte, el bolso es totalmente reversible, de modo que se puede lucir perfectamente tanto por el lado de color rojo como por el lado de color verde. Por cierto, mi lado favorito es el verde. No sé que tiene este tono pero me gusta mucho. ¿Y a vosotros, cuál os es vuestro preferido?



Si os ha gustado este bolso tanto como a mí os dejo el enlace al vídeo tutorial de "Vaya numerito: bolso japonés reversible". En su blog también podréis encontrar el patrón para descargar.


La única pega que le he encontrado al bolso, son sus dimensiones; me hubiera gustado que fuese un poco más grande, para poder llevarlo con mayor comodidad, aunque como bolsa de labores resulta perfecto.


Me despido ya de todos vosotros, que no quiero extenderme demasiado. Espero que el bolso os haya gustado y que lo pongáis en práctica. Hasta pronto y nos vemos en el próximo post. Un besote a todos.


miércoles, 19 de julio de 2017

Truco de costura: minis yo-yos

Hace tiempo que no preparaba un truco de costura, el que os traigo esta semana es muy cortito y sobre todo muy sencillo. Se trata de hacer unos minis yo-yos que os servirán para adornar cualquier trabajo. En mi caso los hice para decorar un guardatijeras, y el trabajo quedó muy coqueto.


Para hacer estos mini yo-yos vais a necesitar sólo una bobina de hilo como la que veis en la foto. La base, que es circular, nos va servir de patrón para marcar nuestros círculos.





Con la ayuda de un lápiz o similar marcáis un círculo que tenéis que recortar con unas tijeras.



A continuación hay que enhebrar una aguja, a ser posible con hilo doble, que es más resistente, y vais pasando la aguja por el borde del círculo con un simple pespunte. Cuando lleguemos al final del círculo, simplemente lo que hacemos es tirar del hilo para fruncir la tela y con la ayuda de los dedos distribuimos bien el rizo.



Apuntamos bien el hilo para que el frunce no se deshaga y tapamos el centro con un pequeño botón para ocultar los bordes de la tela que no están rematados, y ya tendremos listo nuestro mini yo-yo.


Espero que este truquillo os haya gustado y que os sea útil en vuestros proyectos. También quisiera agradecer vuestras visitas y comentarios, que tanto me animan a continuar con este blog. Me despido ya de todos vosotros, hasta pronto y nos vemos en el próximo post.



martes, 4 de julio de 2017

Las chicas de la oficina: cuarta parte

Con la entrada de hoy termino la serie de posts que he titulado como "Las chicas de la oficina" si os perdisteis las anteriores o bien os apetece refrescar la memoria os dejo a continuación los  correspondientes enlaces, espero que los disfrutéis: "Las Chicas de la Oficina: primera parte"



Para este trabajo escogí una tela de falso patchwork con unos tonos muy delicados y un aire decididamente romántico. Como adorno una cinta bordada con unas pequeñas flores en tonos ocres que combinan muy bien con los tonos y el estampado de la tela principal.



Al igual que en las anteriores fundas coloqué  unos botones de nácar, en este caso fueron dos como se ve en las fotos, que le dan ese toque brillante, que me gusta tanto y que se ha convertido en el nexo de unión de estas cuatro agendas.


Por último coloqué para decorar la agenda un trocito de cinta con una leyenda que dice "Life is beautiful" (La vida es bella) que sintetiza muy bien el talante y el espíritu de las chicas de la Oficina, siempre dispuestas a disfrutar de las pequeñas y grandes cosas de la vida.


Como forro utilicé una tela con un delicado tono rosa y rematé los bordes de las solapas con un trocito de bies de mercería en tono granate, para darle un acabado mucho más pulido y profesional. Y como no podía ser de otra manera le coloqué mi adorno preferido la "piconela". En otro post os he de contar el porqué me gusta tanto este adorno y porqué decidí utilizarlo como seudónimo pero esa ya es otra historia.


Ni que decir tiene que la destinataria de esta agenda quedó encantada con ella y que al igual que mis otras "compis" la usa a diario. Me despido ya de todos vosotros, que no quiero aburriros y como siempre os digo hasta pronto y nos vemos en el próximo post.

PD. Un saludo especial para mis "Chicas de la Oficina" que son parte de mi vida y de este blog.

viernes, 30 de junio de 2017

Alfiletero mes de Junio

Esta vez y espero que sirva de precedente he conseguido publicar el alfiletero correspondiente a este mes en su fecha, aunque sea por los pelos, el último día del mes.


En cuanto al animal que he escogido para este mes de Junio y antes de comencéis a hacer cábalas sobre su naturaleza, he de deciros que no se trata de un ratón sino de un cuerpo espín. Fijaros en los alfileres que le he colocado, hacen la veces de púas al igual que el estampado de la tela en color morado que escogí para el cuerpo.


Para la cara y las orejas elegí sin embargo una tela lisa en color beige con cierta textura que le queda muy bien y que pienso repetir en otros proyectos. Otro detalle que también me gusta de este alfiletero es el acolchado de la carita. Lo hice con la técnica que ya os expliqué en otro post, y que tantas alegrías me ha dado. Yo  la denomino "ni recto ni derecho" y  os dejo el enlace correspondiente, por si os la perdisteis en su momento y os apetece conocerla.


Siento deciros que por mucho que lo he intentado la carita de cuerpo espín me ha quedado de lo más seria, incluso triste; y es que debe ser, que los cuerpo espín a excepción de Espinete son serios por naturaleza. Éste por lo menos lo es y mucho.



Como podéis ver en las fotos tanto la nariz como los ojitos están hechos con unas cuentas negras, de ésas que se usan para hacer collares y que me han venido muy bien para este proyecto.

Espero ansiosa conocer qué os ha parecido este nuevo alfiletero, que ha sido todo un reto para mí, ya que coser las costuras curvas de la cabeza y el cuerpo no ha sido nada fácil. Me despido ya de vosotros y como siempre os digo hasta pronto y nos vemos en la próxima entrada. Gracias por estar ahí.